Back to home
in ASIA, INDONESIA

Bali día 8. Nusa Penida: Angel’s Billabong, Broken Beach y Kelingking Beach

  • By Journey Spots
  • 0 Comments

Bali día 8. Nusa Penida: Angel’s Billabong, Broken Beach y Kelingking Beach

Nuestra ruta por Bali de 12 días por la isla ya estaba llegando a su fin, pero no podíamos irnos sin antes conocer una de las Nusas más famosas e impresionantes de Bali, Nusa Penida. Para ello teníamos que trasladarnos desde Lembongan hacia Penida en barco. Contratamos en nuestro hotel en Lembongan un transfer para que nos acercara al punto de salida de los barcos hacia Penida. Cada hotel tendrá su tarifa, a nosotros no nos costó más de 10 euros en total.

El transfer nos dejó en el inicio del Yellow Bridge que une Lembongan y Ceningan, justo el mismo que cruzamos en moto el día anterior. Te lo contamos en nuestro post Bali día 7: Snorkel y Nusa Ceningan.

Para ir a Nusa Penida desde su vecina Lembongan, no existe ferry público que haga la ruta entre islas, pero sí hay botes  que parten desde las 6:00 am hasta las 18:00 pm cuando cuentan con un mínimo de pasajeros. Nos costó unos 50.000 IDR (unos 3€ por persona). Eso sí, aquí hay que mojarse (literalmente), porque como ya hemos comentado en otras ocasiones, en Bali no suele haber pasarelas de madera que te dan acceso directamente a los barcos. Aquí hay que meterse en el agua hasta que te llegue a las rodillas y, con la maleta en el hombro o en la cabeza, entrar en el bote. ¡Así de divertido es Bali!

En menos de una hora, ya estábamos llegando al puerto de Nusa Penida en Toya Pakeh. Otra vez a mojarse hasta las rodillas y con la maleta en nuestros hombros. Y una vez allí, nos esperaba el transfer de nuestro penúltimo hotel de todo el viaje, Batan Sabo Cottage. Lo contratamos con tiempo y nos costó unos 10€. Mucho más fácil, rápido y económico.

Batan Sabo Cottage

Ruta por Bali | Batan Sabo Cottage | journeyspots.blog

 

Fue uno de los hoteles que más nos gustó de toda nuestra ruta, ¡además de por su zona estratégica! Las cabañas eran chulísimas y el ambiente que se respiraba era muy cercano y juvenil. En nuestro post sobre Dónde alojarse en Bali tienes más información sobre nuestros diferentes alojamientos. ¡Échale un ojo, alguno seguro que se te antoja!

Cuando llegamos, dejamos las maletas, alquilamos una mota en el mismo hotel (80.000 IDR/día, unos 4€) y comenzamos nuestra ruta por Nusa Penida. Este día se presentaba bastante movidito, y ‘nunca mejor dicho! Nos esperaban varias horas en moto a pleno sol y por unas carreteras nada afaltadas. Ya habíamos leído que en las Nusas los caminos eran largos y sobre todo de piedras y arena, ¡no se equivocaron! Al igual que no se equivocó nuestro GPS indicándonos que tardaríamos 50 minutos aproximadamente hacia nuestra primera parada, la famosa playa Kelingking Beach. 

Kelingking Beach, el T- REX de Nusa Penida

Kelingking Beach es uno de los iconos más visitado y fotografiados de la isla, y la imagen que mejor la define. ¡Y con razón! Porque es una de las playas más espectaculares de Indonesia. Aunque tardamos mucho en llegar, por fin pudimos conocer ese acantilado de vértigo del que todos hablan y que también lo llaman T-REX, por la forma que presenta. Su acceso es gratuito, solo tienes que pagar 5.000 IDR (0,30 céntimo) para dejar tu moto e ir a pie hasta el acantilado.

Lograr hacerte una foto allí sin que salga otra gente es misión casi imposible. Al ser uno de los lugares más increíbles de Nusa Penida, ya podréis imaginar lo masificado que puede llegar a estar. Con un poco de paciencia, todo se consigue, ¡no os rindáis! Para aquellos valientes que queráis desafiar la peligrosa bajada a la playa, os recomendamos que llevéis calzado cómodo de trekking, ya que el camino es bastante complicado y peligroso, sobre todo la parte final.

Vimos a más de uno volviéndose a medio camino porque no podían seguir. Preguntábamos y nos decían que en bajar tardaríamos entres 30 minutos y una hora, mientras que en subir incluso podrías hacerlo en 30 minutos. Todo depende de las condiciones físicas en las que estés y las condiciones meteorológicas.

Nosotros bajamos. ¡nos atrevimos! Porque hay oportunidades que no se pueden dejar escapar, y estar allí era una de ellas. Empezamos bien, ya que en la parte inicial cuentas con unas «escaleras» de piedra que puedes sobrellevar. La cosa empieza a preocuparse cuando vas por casi la mitad del camino y ves cómo las escaleras empiezan a desaparecer y lo que queda está cada vez más empinado. A esto le tenemos que añadir que la protección depende en gran medida de las barandillas de madera y cañas de bambú donde podrás agarrarte. ¡No dan mucha confianza, la verdad!

Empapados de sudor y un poco agotados, llegamos a la playa. ¡Una auténtica pasada! Todo es fuerzo mereció la pena. Lo bueno de que no baje mucha gente es que la playa no está masificada y puedes tumbarte en la arena sin tener que chocarte con otros. Eso sí, el baño allí es bastante peligroso ya que el fuerte oleaje puede arrastrarte hacia el interior del mar.

Kelingking Beach

Ruta por Bali | Kelingking Beach | journeyspots.blog

 

Después de unas horitas más o menos en la playa, tocaba subir. Para nosotros la parte más complicada. ¿Recuerdas que a mitad del camino los escalones de piedra desaparecían y la cosa se ponía más empinada? Pues ahora tocaba hacerlo al revés. La primera parte del camino era prácticamente escalando las rocas. Sí sí, has leído bien… escalando. A eso le tuvimos que sumar la calor que hacía en pleno agosto y a las 15h de la tarde. ¡Ya te puedes hacer una idea!

Para no perder el tiempo, comimos en uno de los restaurantes al lado del acantilado, cogimos la moto y nos dirigimos a las siguientes maravillas de Nusa Penida: Angel’s Billabong y Broken Beach.

Angel’s Billabong y Broken Beach, dos grandes obras de arte de la naturaleza

El camino desde Kelingking Beach a Angel’s Billabong y Broken Beach fue horrible. Álvaro ya había cogido moto anteriormente y yo nunca, por lo que todo el camino se lo comió él, ¡pobre! Leímos que el camino hacia esta playa era bastante complicado, ya que es rocoso y sin pavimentar; y que era fiel al nombre del acantilado. ¡Una vez más, no se equivocaron! Fue una paliza tanto para el que conduce como para el que va detrás. Nunca imaginaríamos que una scooter que ha pasado por miles y miles de manos aguantara todo aquel ajetreo. ¡Pero lo hizo!

Aquí también tuvimos que pagar 5.000 IDR para dejar nuestra moto junto con el resto. En el camino nos encontrábamos con algunos turistas como nosotros con esa misma preocupación, incluso alguno tuvo que bajarse de la moto e ir andando mientras el que conducía intentaba esquivar las enormes piedras del camino. Si no quieres vivir esa experiencia, también puedes contratar u servicio de auto privado con conductor para todo el día o una excursión que incluya la visita a estos lugares. Pero que no te engañen, el camino es el mismo y en lugar de ir en dos ruedas vas en cuatro, por lo que también te encontrarás con grandes agujeros y piedras.

Antes de ver Broken Beach, a 400 metros se encontraba Angel’s Billabong, una formación rocosa al borde de los acantilados de la zona suroeste de Nusa Penida. Aquí encontrarás una enorme piscina natural justo al borde del acantilado. Agua fresca y cristalina que te permite ver el fondo formado de piedra caliza. No sabemos desde cuándo, pero ya no esta permitido el baño en estas piscinas naturales. Entendemos que es por el fuerte choque de las olas cuando rompen en el interior de estas piscinas pudiendo ser peligroso para alguien que se bale en su interior.

Después de ver esta maravilla fuimos a la siguiente, Broken Beach. Otro de los paisajes más envidiados de Nusa Penida donde podrás disfrutar de la entrada del agua por el arco hasta llegar a la cueva natural. El juego de colores entre la naturaleza, las rocas y el océano azul, ofrecen un recuerdo visual inigualable. Es imposible bajar a la playa ya que no existe acceso alguno debido a su extremo peligro, pero verlo desde lo más alto del acantilado merece mucho la pena.

Si tienes cuidado, puedes conseguir diferentes vistas panorámicas de Broken Beach caminando sobre el arco. Solo los más valientes lo hacen ya que no hay ninguna protección y una mala caída puede llegar a ser un final desagradable.

Broken Beach

Ruta por Bali | Broken Beach | journeyspots.blog

Acabar el día viendo atardecer en Crystal Bay

Como ya empezaba a anochecer y aún nos quedaba un buen tiempo en moto de vuelta, pusimos rumbo a Crystal Bay para disfrutar de otra de los increíbles atardeceres que regala la isla de Bali. Si te llevaste el bañador no dudes en darte un buen chapuzón en sus aguas cristalinas. No hay gran oleaje por lo que el baño será tranquilo y fuera de peligro.

Si vas durante la mañana, puedes hacer snorkel, ya que Crystal Bay es una de las mejores playas de Nusa Penida donde hacer este deporte y encontrarte con gigantescas mantas rayas. Además, incluso puedes nadar con tortugas.

Si estás organizando tu ruta por Bali, no te pierdas día a día nuestro itinerario. Aquí puedes seguirlo y preparar tu viaje por esta preciosa isla de Indonesia. ¿Te vienes con nosotros?

Crystal Bay

Ruta por Bali | Crystal Bay | journeyspots.blog

 

Si estás pensando en viajar a Bali y necesitas ayuda con tu itinerario, suscríbete a nuestro blog y sigue día a día nuestra ruta viajera por esta preciosa Isla. Recuerda que puedes seguirnos también en nuestras redes sociales: Instagram, Facebook y ahora también en Twitter. Y si te gustan los vídeos, no puedes perderte nuestro canal de YouTube, ¡y ya que estás suscríbete!

By Journey Spots,
¡Síguenos!
¿Quiénes somos?
¡Hola viajer@! Somos Merced y Álvaro, dos andaluces que adoran viajar y recopilar experiencias inolvidables al rededor del mundo.
MONDO JOURNEY SPOTS
Booking.com