Back to home
in ASIA, Indonesia

Bali día 5: Excursión al Monte Batur

  • By Journey Sopts
  • 0 Comments
Video

Ruta por Bali día 5: Excursión al Monte Batur y baño en aguas termales 

Para el quinto día de nuestra ruta por Bali, habíamos reservado una excursión para ver amanecer en lo alto del Monte Batur. Esto implicaría madrugar bastante y hacer un poco de trekking. Cogimos la excursión a través de Airbnb y nos costó 35€ por persona y la verdad que mereció la pena. Además de ver amanecer desde lo alto de la montaña, la excursión incluía disfrutar de un baño en las cristalinas aguas de una fuente termal natural y visita a una de las plantaciones de Luwak coffee.
Hay varias excursiones de este tipo pero si os interesa, aquí os dejamos el que contratamos nosotros.

monte batur

Ruta por Bali día 5: Excursión al Monte Batur

Después de un día sin parar visitando los arrozales Tegalalang, los templos cercanos y la cascada Tegenungan, nos fuimos temprano a a cama porque nos toca madrugar muchísimo. Si aún no has visto el post anterior, te lo dejamos por aquí para que complementes tu itinerario de Bali.

Excursión al Monte Batur para ver amanecer desde lo más alto

Son las 1:30 am suena el despertador y ¡no nos lo creíamos! Pero sí, había que levantarse, vestirse y esperar a que el guía nos recogiera en la puerta de nuestro hotel. Para nuestro quinto día nos alojamos en Pajar House Ubud Suite & Villas, ya os hablábamos de él en el día 3 de nuestra ruta por Bali. El sitio es especatular, rodeo de arrozales por todos lados y un servicio excelente. En el post sobre Dónde alojarse en Bali podrás encontrar más información sobre los alojamientos de nuestra estancia en esta preciosa isla de Indonesia.

A las 2:00 am nos venían  recoger a la puerta de nuestro hotel, pero no aparecieron hasta las 2:30 am. Con frío, sueño y con un poco de desesperación nos metimos en la furgoneta junto con otra pareja que también había contratado la misma excursión. Por lo visto, el chico que nos recogió no era nuestro guía, sino el conductor que se encargaría de recogernos y llevarnos hasta la zona de inicio del trekking. ¡Se quedó dormido y por eso el retraso!

Al principio no veíamos ningún problema llegar 30 minutos mas tarde de lo previsto, pero luego nos dimos cuenta que íbamos a contrarreloj para ver la puesta de sol desde lo más alto del Monte Batur, ¡que era lo más increíble de todo el viaje!

Cuando llegamos, el guía con el que subiríamos la montaña nos esperaba con linternas, botellas de agua y un palo de montañismo. Estaba todo totalmente oscuro y nos esperaban 2 horas de trekking cuesta arriba, y como llegamos tarde, teníamos que acelerar el ritmo haciéndolo mucho más difícil.

Durante el camino nos encontrábamos con otras linternas de otros grupos que también tenían una misma misión que nosotros, subir hasta lo más alto del monte y ver amanecer desde allí. La chica de la pareja que venía con nosotros no pudo seguir el ritmo y solicitó ayuda. Si no puedes con tu alma, existe la posibilidad de subir hasta un punto en moto de cross pagando en función a distancia en que estemos de ese punto.

Cuando ella se fue, continuamos los cuatro subiendo cada vez más y más y a un ritmo bastante alto. Tengo que admitirlo, yo no pude seguir más a esa velocidad, ¡me faltaba el aire! por lo que pagamos por una moto de cross para mí y dejé atrás al guía, a Álvaro y al otro chico.  Aunque me hubiera gustado terminar el recorrido, reconozco que fue otra experiencia más subir aquellos caminos arenosos en moto y a una velocidad inhumana. ¡Pura adrenalina!

Después de unos 20minutos, la chica y yo vimos aparecer al resto del grupo con caritas cansadas, pero aún tocaba subir otro tramo más de 30 minutos a pie, ya que el camino era bastante empinado y estrecho para hacerlo en moto de cross. Así que, una vez el grupo completo, nos pusimos en marcha hacia la cima del volcán Batur. 

 

Excursión al Monte Batur
Cuando llegamos, hacía un frío horrible. Menos mal que veníamos algo preparados pero igualmente el frío se te calaba en los huesos. El guía puso unas mantas en el suelo y nos sentamos allí a esperar que saliera el sol.

Mientras, él fue en busca de nuestros desayunos ya que nos moríamos de hambre. No te esperes gran cosa: té o café (bien caliente), dos huevos duros, fruta y una barrita de chocolate y cereales. ¡Lo que mejor entró fue el café caliente!

Si tienes mucho frío, allí hay unas mujeres ofreciendo mantas pagando ¡claro! No sabemos cuánto costaba pero creo recordar que no era nada barato, así que aguantamos el tirón. ¡Mereció mucho la pena! Qué preciosidad de paisaje.

Excursión al Monte Batur
Una de las curiosidades de esta experiencia, es que el monte Batur se trataba de un volcán inactivo desde hace muchos años. Esto significaba que nosotros estábamos sentados casi al poder del cráter. Cuando llegamos solo se veía el gran agujero y mucha niebla. Daba un poco de miedo porque no sabes qué hay abajo y cuánta profundidad tenía. Pero cuando ya se fue despejando el día, no veníamos la profundidad pero sí parte de su interior; solo era un terreno de hierva. El volcán estaba tapado por completo.

Después de un rato haciéndonos fotos, contemplando la salida del sol y con las pilas bien cargadas, nos pusimos en marcha colina abajo. Con el sol dándote en la espalda y todo cuesta abajo resultó ser mucho más fácil que la subida. Cada cierto tiempo nos parábamos para ir contemplando el precioso paisaje que nos regalaba la naturaleza.

Baño caliente en piscinas de aguas termales

Una vez en el punto de inicio, nos subimos en la furgoneta y el guía nos llevó al recinto con varias piscinas de aguas termales para poder descansar y relajarnos de una buena paliza. La verdad que lo necesitamos a gritos, teníamos arena hasta en los oídos, ¡era increíble! Bañarse en sus diferentes piscinas de agua caliente fue la mejor receta para nuestro cuerpo.

 

Aún así, aunque estábamos genial, nuestro cuerpo no olvidaba que se había levantado a las 1:30 de la mañana. Por eso, la siguiente y última parada de la excursión, visitar las plantaciones de café, decidimos no hacerla. La otra pareja también estaba de acuerdo, ya que tanto ellos como nosotros, ya conocíamos las plantaciones de luwak coffee y verla otra vez no era necesario.

Pusimos pues rumbo a cada hotel Pajar House Ubud & Villa y nada más llegar, pusimos todo oscuro y nos tiramos en la cama para dormir. ¡Lo necesitábamos! Cuando nos levantamos alquilamos una moto en el mismo hotel (80.000 IDR/ día) y nos fuimos a comer a un restaurante que habíamos visto antes y que tenía muy buena pinta, Labak Sari Warung. Ya os contamos más sobre él en el post de Dónde comer en Bali: restaurantes de nuestra ruta por Ubud. ¡Todo delicioso y de los más baratos que hemos estado!

Reservamos la tarde para aprovechar la increíble piscina infinita con vistas al arrozal del hotel y para preparar la maleta porque al día siguiente dejábamos Ubud y nos íbamos una semana a conocer las tres Nusa: Lembongan, Ceningan y Penida. ¡Una aventura que nos moríamos de ganas por emprender!

¡Nos vemos en el siguiente post de nuestra ruta por Bali! próximo destino: NUSA LEMBONGAN 🙂


Si estás pensando en viajar a Bali y necesitas ayuda con tu itinerario, suscríbete a nuestro blog y sigue día a día nuestra ruta viajera por esta preciosa Isla. Recuerda que puedes seguirnos también en nuestras redes sociales: Instagram, Facebook y ahora también en Twitter. Y si te gustan los vídeos, no puedes perderte nuestro canal de YouTube, ¡y ya que estás suscríbete!

By Journey Sopts,
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

@journeyspotsblog